Cafetera: ventajas e inconvenientes del sistema Nespresso

Ahora está muy de moda tener una cafetera de cápsulas, esas en las que el café ya viene encapsulado y solo tienes que darle a un botón para que funcione. Parece que si no tienes una no eres guay.

Creo que la gente se debe de pensar que cuando se hacen una taza de café de cápsula, parecen George Clooney sentado en la terraza de un lujoso hotel acompañado de unas cuantas bellezas. No esto en contra de este invento, ni mucho menos, solo quiero dar mi opinión y experiencia con estas máquinas por si le sirve a alguien.

Un rico café

El caso es que hay muchas marcas, a parte de Nespresso, que comercializan las famosas maquinitas de café: Tassimo, Senseo y Dolce Gusto son algunas de ellas, aunque cada vez hay más.

Estas tres marcas han presentado un planteamiento similar a la hora de comercializar sus máquinas y sus cápsulas, que son con las que ganan dinero ya que ellos no fabrican las máquinas si no que ceden la licencia a otros fabricantes como DeLongui, Bosch o Krups.

Unas cafeteras sencillas, de baja o media calidad que les permiten vender a unos precios casi ridículos, en serio, con las ofertas y promociones que hay puedes tener tu cafetera por menos de 40€. Yo os recomendaría que comparéis las diferentes cafeteras en esta web antes de comprar.

Y con las cápsulas de café es un poco de lo mismo, ofrecen más opciones que café, como tes, leche, chocolates…y se pueden encontrar fácilmente en todos los supermercados y tiendas de barrio a un precio más o menos aceptable, a unos 20 céntimos de euro cada taza. Vamos que cualquier hijo de vecino puede acceder a estas cafeteras.

En cambio, el sistema Nespresso está más enfocado a una minoría selecta. De hecho, una vez adquirido la máquina, entras a formar parte del Club Nespresso, algo parecido a una red social de entendidos y socios del café.

El primer inconveniente que veo es el precio, empezando por las máquinas donde la más barata que podemos encontrar no baja de los 100€. Obviamente la calidad de la máquina es mejor y eso hay que pagarlo, como todo.

Pero la principal desventaja es el modo de comercializar las cápsulas de café. No están disponibles en ningún supermercado, solamente se pueden pedir por su página de Internet, lo que requiere darse de alta como usuario y tener una tarjeta de crédito para hacer los pagos. Aunque no lo creáis, todavía hay personas que no tienen ni quieren hacerse con una tarjeta de crédito.

También pueden comprarse en las tiendas Nespresso, pero aunque en Madrid hay ocho de ellas, algunas muy cercanas, en Extremadura todavía no hay ninguna. En las capitales puedes encontrar alguna, pero claro si vives en un pueblo alejado, igual te tienes que hacer cientos de kilómetros para encontrar una tienda.

El caso es que tienes que estar pendiente de hacer el pedido, calcular cuantas cápsulas te quedan para que no te quedes sin ellas y teniendo en cuenta que el pedido suele tardar unos 3-4 días, que ya se que en la pagina web dicen que 2 días, pero resulta que a mi me tarda más.

Siguiendo con lo del precio, las cápsulas son más caras que las demás marcas, unos 30 céntimos más el IVA. Que el café está bueno, si, es cierto, pero al final con la broma estamos pagando un café de lujo.
Y claro el pedido mínimo son 40 cápsulas, Nespresso no deja pedir menos cantidad, y a todo esto hay que añadirle los gastos de envío, que todo suma.

Otra pega es que entre sus variedades solo hay café, de muchas intensidades y texturas, pero café al fin y al cabo. A mi me da igual que no haya más cosas, pero entiendo que a algunas personas no les haga gracia.
Eso si, como regalo de bienvenida me han traído una caja de madera para guardar las cápsulas, no es mucho, pero menos da una piedra.

Como conclusión diré que de Nespresso no me gusta el halo de exclusividad que tiene, pero reconozco que si eres un amante del café en general y del espresso en particular no vas a encontrar otro mejor. Tiene muchas variedades de café con varias intensidades y sabores, para todos los tamaños de taza e incluso descafeinados y ediciones limitadas que te sorprenderán.